Ruta de 5 días por el Algarve portugués

Want create site? With Free visual composer you can do it easy.

Conocí a Nidia en la universidad y una escapada a Cortegana (Huelva) hizo que nos hiciésemos amigas. En 2011 nos fuimos juntas de Erasmus a Torino, y en 2012 con una beca, nos plantamos en Buenos Aires. Vivir esas experiencias con alguien crea unos lazos muy especiales, y quien me conoce sabe que Nidia es para mi mucho más que una amiga.

Desde que volvimos a casa, ella a Canarias y yo a Sevilla, buscamos cada hueco que tenemos para vernos, estar juntas y disfrutar de lo que más nos gusta del mundo: VIAJAR. Son ya muchos viajes juntas: Austria, Argentina, Italia, Hungría, Portugal, Reino Unido, Polonia, Alemania, Uruguay…. y muchas escapadas: por Canarias, Madrid, Baleares, Andalucía… Nos planteamos incluso abrir juntas un blog de viajes, pero como al final no lo hicimos, he decidido contarte por aquí algunos de los viajes más especiales que hemos vivido por si te puede ser de utilidad para tus futuras escapadas. PD: Nidia sale en todas las fotos porque yo hacía las fotos 😛 ¡Es mi modelo!

Soy una enamorada del país vecino. Me encanta, de norte a sur. Te conté una de mis últimas escapadas con mi chico a O Porto y hoy te cuento mi viaje con Nidia durante 5 días por el Algarve. ¡Allá vamos!

Cogimos el coche, la tienda de campaña y la mochila y pusimos rumbo a Portugal. Queríamos hacer una ruta en coche descubriendo el Algarve. Sus pueblos bonitos y sus aguas cristalinas.

El primer día nos fuimos directas a Tavira. Está a pocos kms de Huelva y es un lugar precioso, tanto el pueblo como sus alrededores. Es un destino bastante común para los andaluces, por lo que escucharás más español que portugués en algunas zonas, pero por más veces que hayas estado allí, siempre merece la pena una parada.

Hace muchos años, en otro road trip por Portugal, dormimos en el camping de la Isla de Tavira, pero esta vez decidimos quedarnos en el camping del pueblo para poder disfrutar del ambiente. Y mereció mucho la pena. El ambiente era precioso, sobre todo de noche, típicamente veraniego, con muchos mercados callejeros y lugares idílicos donde cenar. Recomiendo ir a los siguientes restaurantes: Pausa, A Taska y Aquasul. Tavira es una ciudad muy cuidada y acogedora, llena de tiendas preciosas (yo me compré las famosas andorinhas portuguesas)

No te puedes ir de allí sin ir a la Isla de Tavira (hay que coger un barquito para que te lleve ya que está prohibido el acceso con vehículo privado) y visitar la praia do barril (y su cementerio de anclas).

Antes de llegar a Tavira nos paramos en un pueblito precioso que no conocíamos y del que habíamos leído que merecía mucho la pena. Se trata de Cacela Velha, y la verdad es que no nos defraudó. Tiene unas playas kilométricas y el pueblo en sí, aunque muy pequeñito, es muy pintoresco.

Tuvimos la suerte de que María, una amiga de la universidad que estaba haciendo el doctorado en Faro, nos enseñase la ciudad de arriba a abajo. Es una ciudad muy bonita. Sin duda requiere una visita.

Dónde comer en Faro: Restaurante Faz Gostos Faro y Portas de São Pedro.

Perfecto para tomar algo al atardecer: Ria Formosa (preciosas vistas a la ría),

Lugares de interés: Me llamó la atención especialmente la Iglesia do Carmo y su capilla de los huesos. Toda una capilla hecha con los huesos de los monjes que vivieron allí ¡Terrorífico!

Playas: Imperdible, la playa de la barreta.

De camino hacia el Cabo de San Vicente (el punto más austral de la Península Ibérica), nos paramos en la localidad de Almancil para ver la Iglesia de San Lorenzo. Una joya del barroco «forrada» del característico azulejo portugués.

Siguiente parada: CARVOEIRO. Ya muy cerquita de Lagos. Esta zona del Algarve es de las más turísticas y concurridas, y no me extraña ¡es preciosa!. Sus playas transparentes, sus pueblos pesqueros y sus acantilados infinitos son perfectos para unos días de sol y playa.

Recomiendo mucho coger una lancha y visitar el Algar Seco. Sin duda una experiencia muy divertida. Podrás ver los acantilados, grutas y barrancos desde el mar.

4º parada: LAGOS. Ciudad histórica llena de leyendas sobre sarracenos, corsarios y piratas. Cuenta con un centro histórico precioso, con animadas calles empedradas, casas de colores y playas paradisiacas. Merece la pena conocerlo.

De Lagos destaco la Praia de Dona Ana y la Ponta da Piedade, pasear por su centro histórico y su precioso puerto (lleno de puestos) y tomar algo en alguna terraza de cara al mar.

Último día: destino SAGRES. El pueblo más cercano al Cabo de San Vicente. Zona de surfistas y ruteros. Aislado por unos inmensos acantilados, es el lugar ideal para ver el atardecer mientras escuchas el rugir del viento y las olas.  Te recomiendo llevarte una rebeca porque el viento es tan fuerte que por mucho que pegue el sol, te morirás de frío.

En Sagres comí la mejor cataplana (comida típica del Algarve) que he probado nunca. El restaurante se llama A Cashina  y la cataplana de pulpo está impresionante. De verdad, si tienes ocasión, no te la pierdas. Nosotras vimos Sagres, comimos allí y nos fuimos rumbo a un pueblecito cercano llamado Carrapateira. Es un pueblo pequeñito situado en un enclave precioso y con un encanto especial. Las dos fotos del inicio donde estamos Nidia y yo sentadas en fachadas de colores es de allí.

Volvimos justo para ver el atardecer. Hay un faro con un mirador para poder sentarse a esperar a que el sol se ponga. ¡Uno de los mejores momentos!

Y hasta aquí nuestra ruta por el Algarve. Una región preciosa, donde la filosofía slow rige los ritmos y la calma se apodera de ti. ¿Lo conocías?

Did you find apk for android? You can find new Free Android Games and apps.

2 thoughts on “Ruta de 5 días por el Algarve portugués

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *