Receta para hacer el Roscón de Reyes más rico del mundo

Ya llevaba algunos meses deseando que llegaran estas fechas, principalmente porque el Día de Reyes es mi favorito en las fiestas navideñas. En casa, mi madre tiene costumbre de reunirnos a todos la tarde del día 5 de enero para tomar roscón con chocolate. Hace algunos años mi madre compraba varios roscones y preparábamos una merendola con sandwiches, cakes y otros dulces. Particularmente el Roscón de Reyes me vuelve loca. Esa miga con sabor a azahar me encanta.

Cansada de tantos roscones secos y de aspecto tan artificial, me propuse practicar y practicar hasta conseguir un roscón casero, natural y sabroso. Después de algunas pruebas, catas familiares y críticas (constructivas) conseguí hacer unos roscones bien ricos. Desde el año que celebramos esta reunión con roscones hechos por mí… llegó mi “perdición”. Ahora ya no me libro de los madrugones para empezar a prepararlos y amasar y amasar. Pero la verdad que me encanta ver a mi familia disfrutarlos (aunque cada vez son más exigente y eso ya empieza a estresarme un poco). En fin, aquí les dejo la receta. Felices Reyes y que les traigan mucho regalos!! 😉

P.D.- Mis roscones no los relleno. Nos encantan secos para mojarlos en chocolate. Y tampoco les pongo fruta confitada porque,  sinceramente, nunca me gustó la fruta así. 

INGREDIENTES para un Roscón para 8 personas aprox.

250 gr de harina de fuerza 

10 gr de levadura fresca

75 ml de leche entera templada

1 huevos mediano (110 gr)

60 gr de azúcar blanca

La ralladura de 1 naranja y 1 lima

Jugo de 1/2 naranja

1 o 2 cucharadas de agua de azahar

 Pizca de sal

60 gr de mantequilla textura pomada

ADORNO

1 huevo batido, almendra laminada, azúcar, agua de azahar

Roscón1

ELABORACIÓN

Se hace una masa con 75 gr de harina de fuerza, 5 gr de levadura fresca y 75 ml de leche templada la cual iremos añadiendo poco a poco. Tapamos con film transparente y lo dejamos reposar una hora aproximadamente a temperatura ambiente. Después lo metemos en la nevera unas 8 horas.

Pasado ese tiempo lo sacamos de la nevera y lo dejamos otra hora a que se vaya aclimatando para poder continuar. En un cuenco grande ponemos la harina restante 175 gr. Le añadimos los otros 5 gr de levadura fresca que previamente hemos disuelto en agua templada. Añadimos el huevo batido previamente, las cucharadas de azahar, el jugo de naranja, el azúcar y las ralladuras. Amasamos todo hasta que esté bien mezclado.

Añadimos la masa que habíamos preparado con anterioridad y lo unimos todo hasta conseguir una masa homogénea. Por último añadimos la mantequilla. La masa final se pega muy ligeramente a las manos. Dejamos la masa en forma de bola reposar en el cuenco tapada con un paño durante una hora en un lugar templado de la casa. La masa crecerá (fermentará).

Después de la hora, volvemos a amasar ligeramente. Volvemos a hacer bola y la dejamos reposar esta vez durante 2 horas. Después de este tiempo volvemos a sacar el aire de la masa. Llegados a este punto será cuando ya formemos el rosco. Hagan un hueco bastante grande en el centro porque con la fermentación siguiente y el horneado se irá haciendo más pequeño. Pintar el roscón con huevo batido para que coja ese color dorado tan bonito. Llegamos a la última fermentación de no más de dos horas para que no se seque demasiado.

Encendemos el horno a 200 grados arriba-abajo. Es el momento de decorarlo con lo que más guste. Como dije anteriormente yo solo le pongo almendras laminadas y azúcar. Horneamos a 100 grados aprox. hasta que esté doradito unos veinte minutos. Y ya está listo. El aroma que se te queda en casa es un clásico de estos días de Reyes!!

Roscón

Roscón4

Roscón3

Conoce más de Fátima Gómez en:

fatima-gomez-01

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir arriba