Polos de yogurt y frambuesa ¡Y tómate un helado!

Con la llegada del buen tiempo estoy todo el día con antojo de helados. Y ya sabes cómo soy con el tema de la comida, me gusta cuidarme y estoy intentando eliminar, lo máximo posible, el azúcar de mi dieta. Por eso, cuando he descubierto esta receta en el blog Food and Cook, he tenido que compartirla contigo. 

La he probado hacer en casa y me ha salido deliciosa. Además de que los polos están riquísimos, sé que son sanos y que no aportan calorías «vacías» a mi cuerpo, sino todo lo contrario, me ayuda a refrescarme y a tomar vitaminas.

¿Y cómo lo ves como «premio» para los peques de la casa? Sin duda, una buena alternativa a los helados que se venden en los supermercados.

Aquí va la receta, con algunas «modificaciones» en cuanto al azúcar para hacerlo aún más sano.

Ingredientes: 

  • 200 gr. de frambuesas (puede hacerse con cualquier otra fruta)
  • 375 gr. de yogurt natural —- > Según la autora de la receta, elegir un buen yogurt es la clave. Ella lo hace con yogurt griego natural para que la textura sea más parecida a la nata.
  • 100 gr. de azúcar —- > Yo lo he cambiado por sirope de ágave (mucho más sano)
  • 20 gr. de azúcar morena —- > No le añado nada más que el sirope, pero si queréis que esté más dulce podéis añadirle un poquito de estevia.
  • 240 ml. de agua
  • 1 cda. de miel
  • 1 cdta. de zumo de limón

IMG_7325-2

Elaboración:

  1. Ponemos en un cazo el agua y los dos tipos del azúcar (o el sirope de ágave), y lo dejamos cocer a fuego medio-alto hasta que empiece a hervir y el azúcar haya quedado disuelta completamente. Dejamos enfriar a temperatura ambiente esta mezcla.
  2. Ponemos en un bol el yogurt junto con la miel, la mezcla hecha con anterioridad y el zumo de limón. Lo batimos bien hasta conseguir una mezcla homogénea.
  3. Añadimos la mezcla a los moldes que vayamos a utilizar y lo vamos intercalando con las frambuesas, insertamos el palo para los polos y lo congelamos durante unas 5 horas mínimo antes de tomarlos. Las frambuesas puedes ponerlas enteras o trituradas con un tenedor (como prefieras) 
  4. Sácalo del congelador y disfruta de tu polo. ¿Te animas a hacerlo con otras frutas?

 

IMG_7332-2

Tiempo de elaboración | 15 minutos 

Tiempo de espera | 5 horas mínimo

Dificultad | Media

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir arriba